¿Por qué Alex Dujshebaev nunca ha sido nombrado el mejor jugador del mundo?


Actualizado

Pese a su palmarés con España, la Champions con su equipo, el Kielce polaco, está en su contra. El año pasado recibió su primera nominación a ‘Jugador del Año’. «Hubo temporadas en las que estuve a un buen nivel y no se reconoció», dice.

Alex Dujshebaev, con el polaco Kielce.
Alex Dujshebaev, con el polaco Kielce.Pjotr ​​PolakEFE

En los pasillos del Estadio Nacional Yoyogi, el pabellón más bello de los últimos Juegos Olímpicos de Tokio, personajes ilustres como Raúl Entrerrios, Julen Aguinagalde, Viran Morros o Danny Sarmiento cuando un jugador se acercó a los periodistas en la zona mixta y señaló el futuro. «No me voy, eh», proclamó Alex Dujshebaev y era una broma, sí, ya la vez otra cosa. Aunque ha pasado una generación, España tiene un líder desde hace varios años. Y ese líder está entre los mejores jugadores del mundo a pesar de lo que le ha costado ser reconocido. Por poner un ejemplo, el año pasado, cuando ya tenía dos Campeonatos de Europa, un bronce en la Copa del Mundo y un bronce en los Juegos Olímpicos, fue nominado a Jugador del Año IHF por primera vez en su vida, algo así como Ball. de Oro-, aunque el portero ganara Niklas Landín.

¿Por qué llegó tan tarde la primera nominación?
Esos son los criterios para los que votan, no sé. Fueron muchos años en los que estuve a un buen nivel y no se me reconoció tanto, pero no entro en el criterio de cada uno. El año pasado, supongo que la medalla en los Juegos Olímpicos tuvo un impacto. Aunque es injusto, sobre todo se aprecian los grandes momentos y algunas temporadas me faltan para pelear más por el título en la Champions.

Y, más allá de la influencia que tengan Francia o Alemania en estos precios, he aquí la cuestión. Dujshebaev lleva varios años al frente de la selección, pero con su actual club, el Kielce polaco, se evita el honor. En las cuatro temporadas anteriores a esta, estuvo entre los 10 mejores goleadores de la Champions League -en 2019 se convirtió en Pichichi-, pero solo una vez jugó la Final Four, aquella de 2019, y esa vez perdió en semifinales. Este fin de semana vuelve. Este sábado (15.15, DAZN), ante el mismo rival que en aquella ocasión, el Veszprem húngaro, buscará la final el domingo, y si la alcanza, se medirá al Barça o al Kiel alemán (su semifinal es a las 18 :00).

«Esta temporada por fin hemos conseguido la regularidad. En la primera fase tuvimos el grupo más difícil que he visto en mi vida y logramos quedar primeros. Nos dio mucha confianza en la calificación”, explica en conversación telefónica con EL MUNDO, el mayor de Dujshebaevs que comparte experiencia con su padre. Talentosu entrenador en la selección polaca, y con su hermano pequeño, Dani, pilar en defensa de Kielce. Una celebración familiar conjunta sería el mejor final para uno de los años más difíciles de su carrera. Hasta los partidos forzó el hombro izquierdo para poder jugar, y entonces perseveró, perseveró y perseveró hasta el crack. Se perdió el Europeo de enero. Pero volvió rápidamente.

Este año ha estado más cansado que otros.
Estoy física y mentalmente cansada, de verdad. La suspensión de los Juegos Olímpicos por la pandemia nos ha llevado a estar dos años sin descanso, y esta temporada he tenido malos momentos. Me siento agotado de haber jugado tantos partidos, de tener que competir continuamente. Ahora intentaré darlo todo en esta Final Four y luego aprovechar el primer parón en mucho tiempo.

En 2017, cuando aún jugaba en el Vardar macedonio, Álex Dujshebaev ya ganó una Champions, pero entonces su papel en el equipo no era tan crucial como ahora. Hoy, a pocos meses de ser padre por segunda vez, se le presenta el momento, una gran oportunidad. Con 29 años, el máximo título europeo lo encumbraría al lugar que se merece para más cursos. Un español, otro, finalmente listo para ganar el premio al Jugador del Año IFH como ganó su padre Talant (1994 y 1996) y Rafa Guijosa (1999) hace más de dos décadas. ¿Por qué no ha sido votado como el mejor jugador del mundo? Las razones no importan. Con la copa en las manos, ese puesto ya será indiscutible.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *