Tres años sin Reyes, el ídolo tatuado que volaba a 187 km/h


El único superviviente del accidente, el primo que intentó salvarle del fuego, acaba de empezar a vender cupones de la ONCE y ha borrado de su mente el fatídico momento. Le afectó tanto la ausencia que tiene la cara y los brazos tatuados contra el cielo en la piel quemada que dejó el evento



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *