La ola de calor deja 510 muertos, 121 en Madrid, y finaliza nueve días después


La intensa, prolongada y extensa ola de calor finaliza este lunes, tras nueve días con máxima entre 39 y 45 grados en casi toda la península que ha dejado 510 muertos (121 en la Comunidad de Madrid) atribuibles a las altísimas temperaturas.

Según los datos facilitados este lunes por el Instituto de Salud Carlos III, en los siete primeros días de la ola de calor -desde el 10 de julio hasta el sábado 16- han fallecido por causas atribuibles al calor 510 personas, 150 de ellos el sábado (31 en Madrid) y 123 el viernes (28 en Madrid).

Además, en Madrid al menos se sabe, muerte de dos trabajadores debido a un golpe de calor, sufrió tanto El viernes pasado: un trabajador de limpieza municipal de la capital y un empleado de una fábrica en Mstoles.

Las asociaciones de limpieza y empresas del sector en Madrid se reúnen mañana martes para establecer protocolos permanentes ante las olas de calor, y el jueves CCOO y UGT Se reunirán frente al Ayuntamiento de Madrid, tras la muerte de estos dos trabajadores.

Los incidentes continúan ocurriendo, y dos hombres de 50 y 60 años ha sido trasladado a dos hospitales de Madrid tras sufrir dos golpes de calor a media jornada de este lunes en las pedanías de Ciudad Lineal y Puente de Vallecas de la capital.

Las temperaturas sofocantes que le darán a uno pequeño alto el fuego a principios de esta semana, aunque se espera que el calor sofocante regrese a gran parte del país en los próximos días.

La segunda ola de calor de este verano está llegando a su fin, que ha sido «excepcional», sobre todo en extensión e intensidad, pero localmente persisten temperaturas sofocantes, se ha adelantado Bea HervellaEl portavoz de la Agencia Meteorológica de Noruega (Aemet), que destaca que pese a que mañana no hay ola activa, «el calor se mantendrá en letras grandes en algunas zonas».

Para la meteorología, en este momento, «Otro episodio de ola de calor no está en las cartas»pero ha señalado la importancia de seguir de cerca la situación meteorológica porque se espera una subida de valor el jueves.

De momento, este lunes, la zona de máxima incidencia de calor se desplazará progresivamente hacia el noreste, explicó la portavoz de Aemet, para detallar que en el tercio occidental caerá entre cuatro y ocho grados paliar la situación y rebajar los niveles de alerta o eliminarlos directamente.

El descenso estará motivado, entre otras cosas, por DANAque se ha mantenido alejado de la costa atlántica portuguesa durante los últimos días, comienza a moverse de manera más eficiente hacia el noreste para posicionarse frente a las costas gallegas a última hora de este lunes, acercando el aire más fresco del Atlántico a la península.

Se espera un ligero descenso en Madrid de temperaturas, con una máxima entre 35 y 37 grados centígrados (C), en lo que será un pequeño paréntesis antes de que la ola de calor repunte el miércoles.

Por primera vez en casi una semana y media Aemet desactivará mañana los avisos meteorológicas para la Comunidad de Madrid, donde el descenso de temperatura será menos acusado al menos en la mitad oriental de la región.

Descenso generalizado de las temperaturas máximas estar entre 3C y 4C en comparación con el lunes, y la más baja entre 1C y 3C.

Por el contrario, hoy se esperan incrementos significativos en los valores máximos País Vasco y Navarradonde los avisos de nivel máximo (rojo) detectarán temperaturas entre 40 y 42 grados en zonas de la costa de Vizcaya, interior de Vizcaya, Guipúzcoa, cuenca del Nervín y vertiente cantábrica de Navarra.

Mañana no podemos hablar de un episodio de ola de calor porque no es el 10 por ciento del territorio con temperaturas que cumplen con los requisitos de la ola de calor, pero aún así habrá zonas donde se mantendrán las temperaturas altas, y continuaremos con una alerta naranja en el Ribera del Ebro, La Rioja, Navarra y Zaragoza.

El miércoles, la caída térmica llegará finalmente al noreste peninsular, pero por el contrario, la mitad occidental volverá a experimentar un aumento de sus relevantes y significativos valores máximos asociados a una cuña anticiclónica -entre cuatro y seis grados- que dará lugar al aviso de calefacción reeditado en el suroeste.

De esta forma, el día que las provincias en Córdoba, Granada y Ene. volverá a tener nivel naranja, debido a valores máximos que oscilarán entre 40 y 42 grados en puntos de la campiña cordobesa, la piscina en Genil, Cazorla, Segura, Morena y Condado; En la provincia de Badajoz, el termómetro subirá hasta los 40 grados en la extrema Siberia.

A partir del jueves, los valores máximos aumentarán en la mitad norte y la comunidad valencianaasí como en Canarias, y superará los 35 grados en la mitad sur, la meseta norte, el valle del Ebro, Mallorca y zonas de Canarias, y los 40 grados en los valles del Guadalquivir, Guadiana y Tajo, y localmente en el al sur de las Islas Canarias centrales.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *