La cesta de la compra de Díaz choca con el sector: «No sirve y no soluciona el problema de los precios»


La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, convocaron a una nueva reunión de organizaciones de distribución y consumidores, luego de un contacto inicial este lunes, para discutir la propuesta de Díaz de crear una canasta de precios fijos. Una propuesta quegrandes caídas de distribución considerando que «no es una buena idea y no sirve para solucionar el problema de precios» que padecen los españoles.

Díaz calificó el encuentro como un evento «de la mayor trascendencia» y agradeció «la actitud constructiva mantenida por los principales distribuidores» y las asociaciones de consumidores, «los aportes y el compartir el diagnóstico que vive el país». «Estamos en un momento de extrema debilidad», dijo.

Díaz explicó que las asociaciones de consumidores y la distribución han hecho propuestas y ha sido convocado a una nueva reunión «de larga duración para trabajar todas las propuestas que se han considerado» hoy.

Insiste en que su propuesta «es legal y consiste en ofrecer una cesta de la compra básica, que sea de calidad, hecha con productos que garanticen una alimentación sana en nuestro país», ha dicho Díaz, que ha insistido en que la cesta debe contener productos frescos, carne , pescado, verduras, huevos y lácteos y ser apto para celacianos. La idea es que los precios estén congelados hasta Navidad.

La distribución ha insistido en ello las cadenas no tienen la culpa de las subidas de precios y no creen que la propuesta de crear una canasta básica solucione el problema de precios. “Hemos trasladado al ministro nuestra preocupación por la imagen que da la distribución que no es la realidad”, dijo Javier Millán-Astray, director general de Anged, una de las patronales del sector.

«No puedes matar al mensajero. porque somos nosotros los que plantamos cara a los consumidores», señaló Millán-Astray.

El director general de Asedas, Ignacio García Magarzo, ha insistido en que el sector no comparte la propuesta de la ministra, «No nos parece buena idea elegir una cesta comúny es inconsistente con la forma en que funciona la distribución».

García Magarzo ha señalado que cuando se puso en marcha una medida similar en Francia, “no funcionó, porque hay consumidores que tenían la percepción de que había bajado la calidad”, y las ventas cayeron.

La distribución insiste en que la propuesta podría distorsionar el funcionamiento del mercado, ya que en principio las cadenas no pueden llegar a acuerdos de precios, ya que eso cambia la competencia.

Han explicado que esta reunión «ha sido más de contacto, para que el ministro conozca la realidad del sector», como saben otros ministerios, porque El Partido Laborista no suele ser el foro» para tratar estos temastal y como explica Aurelio del Pino, presidente de la Asociación Española de Cadenas de Supermercados (Aces).

Lo que le han propuesto al ministro son otras alternativas, como por ej. IVA más bajo en productos alimenticios, «que es un impuesto inflacionario», según Milln-Astray. Incluso suspender temporalmente el IVA, como hizo Alemania en 2020.

márgenes

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha insistido en que «el deber de todo Gobierno es proteger el poder adquisitivo de las familias» con esta propuesta, «al menos hasta después de Navidad». “Depende de los distribuidores poder hacer eso, como lo demostraron durante la pandemia, con su gran participación comunitaria”.

Garzón ha dicho que la composición de esta hipotética cesta la elegirán las cadenas y esperan que «esta hipotética oferta garantice una calidad alimentaria clave, en cuanto a diversidad y salud». «Estamos en una línea positiva para moderar los precios de los alimentos y proteger el poder adquisitivo de las familias”, dijo.

Ha insistido en que la idea es «llegar a un buen acuerdo» con las grandes distribuidoras. «Algunos han tenido cientos de millones de euros en ganancias y hasta han repartido dividendos y ahí está el margen”, insistió.

Del Pino ha dicho al respecto que «No hay otro sector que maneje márgenes más pequeños que la distribución», ya que estos no superan el 1%. El sector insiste en que el negocio consiste en «vender mucho volumen con poco margen».

El ‘piloto’ de Carrefour

Yolanda Díaz ya se reunió la semana pasada con Carrefour, que ha comenzado a vender desde hoy una cesta de 30 productos por 30 euros. Esta cesta apenas tiene fresco y omite leche y huevos.dos de los productos que, según Díaz, quieren que contenga la canasta.

«No consideramos ofertas comerciales de empresas. Es tu libertad elegir la composición, dijo Garzón. Díaz ha destacado que Carrefour se ha comprometido a analizar la propuesta del Gobierno.

«La propuesta que hemos formulado es clara, totalmente legal. Si revisa la Ley de Comercio, verá que hay excepciones. Esta propuesta se basa en el principio de competencia”, dijo Díaz.

Ambos ministros creen que es la gran distribución la que debe hacer el esfuerzo, no la pequeña empresa que tiene menos márgenes. «Los pequeños negocios son bienvenidos, pero el que tenga márgenes poder practicar descuentos son los pisos grandes», dijo Díaz.

nueva reunión

A la reunión de hoy han asistido representantes del Consejo de Consumidores y Usuarios, la Asociación de Distribuidores de Supermercados (Anged), la Asociación de Cadenas de Supermercados de España (Aces) y la Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas).

No hubo representantes de los dos ministerios que tienen competencias en el caso, el de Agricultura, Pesca y Alimentación, y el de Industria, Comercio y Turismo. Tampoco los representantes de las pequeñas empresas, que habían pedido participar en la reunión, pero no habían obtenido «respuesta del ministerio a la solicitud».

El tema ha aumentado la tensión en el gobierno. La mayoría de los ministros se han mostrado en contra de la medida, incluido el con competencias en política alimentaria, Luis Planas.

Este lunes, la ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivquienes han dicho que la propuesta de Díaz no se trata de un mecanismo de control de precios sino de «persuasión moral», ya que lo que busca es apelar a la responsabilidad de las grandes distribuidoras.

El ministro de Presidencia, Flix Bolaos, ha dicho que el Gobierno está trabajando para ver cómo se puede aplicar la iniciativa de Daz.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *