Colombia y Venezuela reabren frontera tras siete años de tensión


Actualizado

La frontera está cerrada desde 2015 luego de que Maduro deportara a miles de colombianos ilegales

Gustavo Petro en proceso de reapertura de la frontera con Venezuela.
Gustavo Petro en la reapertura de la frontera.carlos ortegaEFE

No había foto de los dos presidentes, aunque anunciaron hace un par de semanas que se verán el lunes 26 para celebrar por todo lo alto reabrir la frontera, que Maduro había cerrado en 2015.

El reciente informe del Comité de Derechos Humanos de la ONU confirma, una vez más, que el régimen dictatorial de Miraflores se compromete crímenes de lesa humanidad para reprimir a los disidentespuede ser la razón por la cual gustavo petro Decidió aplazar la cita y acudir solo a Ccuta, acompañado de tres de sus ministros.

En la capital del departamento de Norte de Santander, epicentro de la emigración desde Venezuela, el presidente colombiano, al igual que con las acciones del lunes restablece por completo las relaciones diplomáticas con su vecinoquien cortó a Duke, ha declarado que «Hoy es un día histórico para América». Agregó que «esta (Sudamérica) es nuestra casa y no tenemos por qué cerrarle las puertas a nadie», y que la apertura será un impulso al desarrollo económico de las dos naciones.

La decisión significa revertir la política exterior de Duque, quien fue el líder más activo del Grupo de Lima, formado para impulsar el retorno de la democracia en Venezuela. Reconoció a Juan Guaid como presidente legítimo, pero salió frustrado del poder, ha dicho, porque no había visto caer al «bandido».

por ahora, Los cruces fronterizos solo serán accesibles para peatones y camiones. Los vehículos particulares tendrán que esperar porque aún quedan detalles técnicos por concretar. Pero ya es un gran alivio para los ciudadanos.

Y no se sabe de qué manera guerrillas y otras bandas criminales que hizo fortuna cobrando por viajar caminos secretos que controlaban. Todos los días, solo en Ccuta, cruzaban a pie entre diez y veinte mil personas que tienen que pagar no solo por pasar caminando, sino también por cada maleta y bolso que llevaban a la espalda. La Guardia Nacional Bolivariana se quedó con un porcentaje de la extorsión, como han denunciado los migrantes a lo largo de los años.

Los ministros de Defensa de ambos países, el colombiano Iván Velásquez, y el chavista Vladimir Padrino, a quien Estados Unidos acusa de narcotráfico y terrorismo, han mantenido este domingo una reunión para analizar la forma en que van a combatir la alta delincuencia en las zonas fronterizas. El problema es que ni los militares colombianos ni la policía confían en sus pares venezolanos porque muchos son aliados de las pandillas.

Cabe recordar que Ivn Márquez, líder de una disidencia de las FARC, protegido por el chavismo, se encuentra ahora hospitalizado en Caracas. Además, la justicia norteamericana indica, entre otros, que Maduro, Diosdado Cabello y el mencionado padrino pertenecen al Cartel de los Soles, y por ellos ofrecen recompensas millonarias.

“La apertura es simbólica, aunque lo positivo es que le quitará algunos recursos al ELN y otros grupos armados ilegales. Pero serán reciclados para buscar otras fuentes de ingresos criminales”, dice a EL Francisco Santos, columnista y analista internacional. MUNDO. “En lo que se refiere a la economía, no va a generar grandes cambios porque Venezuela no tiene con que comprar. Y existe el riesgo de que adquieran bienes en Colombia con dinero lavado de drogas y oro ilegal tienen en los EE.

El comercio entre los dos países alcanzó su punto máximo en 2008, cuando Colombia superó los siete mil millones de dólares en exportaciones. A medida que la economía venezolana rodaba por el abismo, el monto disminuyó, y en el primer semestre de este año, el año pasado, el DANE (Dirección Nacional de Estadística) lo situó en $329 millones, 126% más que en igual período de 2021.

Más allá de la ruinosa situación de la nación bolivariana, que obligó a siete millones de sus ciudadanos a emigrar, dos de los cuales se asentaron en suelo colombiano, la mora y la corrupción fueron otros frenos al desarrollo entre vecinos. La organización chavista Cadivi tenía que aprobar los pagos en dólares, y muchas veces los hacía solo exigiendo sobornos, además de innumerables exportaciones ficticias.

«No van a vender nada sin pago en dólares por adelantado», cuenta a este diario una fuente de FEDEGAN (Federación de ganaderos). “No se tiene un mecanismo de intercambio formal para, por ejemplo, descontar cartas de crédito. Y en Venezuela no se puede hacer negocios sin pactos con corruptos. Es obvio que a futuro será un mercado interesante, tienen que repoblar su hato de ganado, pero no será rápido”. Antes del desastre económico, Venezuela tenía 18 millones de cabezas de ganado y un consumo per cápita de 24 kilos. Hoy no llegan a los siete millones de cabezas y consumen 6 kilos por persona. Cifras similares en otros sectores que el chavismo ha destrozado.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *