El crimen de Willy: flores, una posible emboscada y una madre llorando desde el balcón


Actualizado

La Policía refuerza los distritos de Usera y Villaverde tras el asesinato del menor vinculado a los trinitarios

El crimen de Willy: flores, una posible emboscada y una madre llorando desde el balcón

La Policía Nacional ha reforzado la presencia policial en las calles de los distritos de Villaverde y Usera tras el asesinato de un menor de 15 años vinculado a la banda trinitense ocurrido en la noche de este domingo en la calle Angosta, y después de que se hayan producido otros incidentes entre pandilleros durante el último mes de noviembre. Los agentes han intensificado su presencia en parques y zonas de ocio donde suelen reunirse los pandilleros, según fuentes policiales.

Mientras tanto, continúan las investigaciones policiales para detener al presunto autor de la muerte de la menor de 15 años, William, y de lesionar gravemente a otra joven de 21 años que la siguió de dos tiros. En la investigación participan agentes de Homicidios, la Brigada de Información y la Comisaría de Usera-Villaverde. El presunto delincuente, de la pandilla DDP, apretó el gatillo de un arma tres veces. Primero le disparó a Wiliam en el cuello y acabó con su vida.

El amigo de 21 años reaccionó e intentó ir tras el asesino, quien Disparé dos tiros en su estómago. Varios testigos sugirieron que el autor del hecho era un hombre de 1,60 metros de altura que vestía chaqueta azul, máscara negra y gorra roja. Algunas personas declararon que lo vieron escapar en dirección al metro de Villaverde y que pudo meterse en el subterráneo. Sin embargo, otros indican que dos jóvenes lo esperaban para escapar en un vehículo.

Willy, un chico de 15 años, es asesinado a tiros en Villaverde

Por el momento, el homicida no ha sido identificado, dijo un vocero policial, quien explicó que los agentes revisan las cámaras de seguridad para tratar de identificar al hombre y determinar en qué dirección y cómo huyó de la zona. La delegada del Gobierno, Mercedes González, ha señalado que William estuvo en la mira del Dominicano No Juegues (DDP): Espero que en las próximas horas haya resultados de la investigación policial. Todo apunta a la venganza. La víctima será señalada de un caso que espero podamos esclarecer pronto. El niño estaba marcado, y está claro porque el asesinato es directo, explicó González.

También se analiza el teléfono móvil y las redes sociales, donde William se mostraba muy activo, para intentar encontrar pistas o detalles sobre el detonante del crimen. No se descarta que el chico haya bajado de su casa a la calle tras recibir un mensaje de alguien que podría haberlo agredido.

William, de tan solo 15 años, no estaba registrado como miembro activo de los trinitarios, pero tenía amigos integrados a esta banda. Sin embargo, la familia de William niega que les perteneciera. insisten en ello Nunca estuvo detenido ni involucrado con pandilleros. y que sus padres estaban muy atentos al niño.

El occiso era buen estudiante, jugaba al fútbol y tenía deseos de ser ingeniero, según sus allegados. Sus amigos han colgado una serie de videos en las redes sociales en las últimas horas para recordárselo. Su madre no paró ayer de salir a la terraza de su casa, frente al lugar donde mataron a su hijo, rogándole desesperadamente que regresara. Ay hijo mío, no te metas con nadie. Ven, mamá te está esperando. Hijo mío, hijo mío, nunca me quejé de tirepetía una y otra vez su madre entre lágrimas, mientras en la calle de Angosta de Villaverde se ha levantado un altar de luces, flores, cuadros y peluches en memoria de William, conocido como colita entre sus amigos. Varios mensajes escritos en fotografías hacen referencia al buen corazón del menor asesinado: Eres un ángel. Nosotros te amaremos por siempre. También han dejado pintadas con mensajes de amor en la pared colita.

Algunos de sus amigos también insistieron ayer en que el joven asesinado no estaba con pandillas. Quizás un día en la plaza se ha unido a alguno de ellos, pero que sepamos nunca ha entrado en ellos. Sus propios padres volvieron a asegurar ayer que el menor de sus tres hijoss estaba muy entrenado para mantenerse alejado de otros pandilleros en el vecindario. Eras un chico extraordinario, no sé cómo pueden decir de las pandillas, repitió enojado el abuelo. colitaen la calle estrecha.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, reconoció ayer que hay un problema con la existencia de bandas latinas en la capital y que ha habido un aumento de estos incidentes en la ciudad en el año 2022. El concejal ha enviado un claro mensaje de determinación para poder actuar contra las bandas latinas y ha reiterado toda la colaboración con la delegación del Gobierno para que esta lacra arremeta contra las calles de la ciudad.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *