Los artistas tendrán una asignación diaria de 600 euros durante cuatro meses si han cotizado 2 meses en un año y medio


Actualizado

El nuevo estatuto de artista afecta a 70.000 afiliados que actualmente están clasificados como artistas tanto en el régimen general como en el régimen especial de autónomos

yolanda d
Yolanda Díaz, Isabel Rodríguez y Teresa Ribera tras la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes.EFE

El sector cultural ha cumplido este martes una de sus reivindicaciones históricas, disponer de una prestación especial por desempleo para sus trabajadores y poder 100% compatible con la pensión jubilación con actividades artísticas.

En concreto, los destinatarios podrán acceder a este beneficio especial probar 60 días cotizados por la prestación real de servicios dentro de la actividad artística en los últimos 18 meses, informados por el Ministerio de Cultura, Trabajo y Asuntos Sociales.

Quienes acrediten 180 días de alta en la seguridad social por la prestación efectiva de servicios en la actividad artística o regularizaciones anuales ya realizadas en 6 años anteriores al estado legal de desempleo, siempre que no hayan sido tenidos en cuenta previamente a la hora de aprobar una prestación.

Además, los trabajadores no deberían tener derecho a una prestación contributiva ordinaria, pero en el caso de que la prestación especial resulte más beneficiosa que una prestación anterior, en espera de su reanudación, podrán optar por recibe la nueva función especial.

En cuanto a la duración de la prestación, ésta es cuatro meses y está provisto de una cantidad de hasta el 100% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) para las cotizaciones que superen el umbral de 61 euros. Por debajo de este nivel, corresponderá una prestación del 80% del IPREM.

La ventaja es compatible con la percepción de Derechos de propiedad intelectual e imagen.

El real decreto aprobado este martes también incluye diversas medidas para que la protección social de los artistas sea acorde con las características de sus profesiones. Así se amplía la compatibilidad del 100% de la pensión de vejez con la actividad artísticatambién para clases pasivas.

Hasta ahora, esta compatibilidad sólo alcanzaba a las actividades que generaban derechos de propiedad intelectual, y a partir de la entrada en vigor de esta norma se aplicará también a las actividades conexas (por ejemplo, una conferencia relacionada con la presentación de un libro, y no sólo la propiedad derechos de la obra).

Además, la compatibilidad se extiende más allá de los artistas, artistas intérpretes o ejecutantes o practicantes de las artes. escénico, audiovisual o musicaltambién cuando sean profesionales que realicen actividades técnicas o auxiliares necesarias.

Los beneficiarios de una pensión no contributiva también pueden compatibilizarla con los ingresos de sus actividades artísticas, siempre que no cruces el umbral del salario mínimo interprofesional.

También se regulan las cotizaciones de los pensionistas cuando ejerzan actividades artísticas, que serán exclusivamente para las contingencias profesionales, con una cotización solidaria especial del 9% para las contingencias comunes.

Y para los artistas autónomos de bajos ingresos (igual o inferior a 3000 euros anuales), la norma incluye precio reducido: en 2023 se les ha fijado una base de cotización de 526,14 euros, lo que supone una cuota mensual de 161 euros. La base de datos se actualizará en los próximos años.

Además, ante la irregularidad de muchas de las actividades de este grupo (y por tanto de los ingresos que generan), se abre la posibilidad de que, a petición del interesado, el plazo de El pago de las cuotas es trimestralen lugar de mensual.

Estas medidas tienen el potencial de ahora 70,000 afiliados actualmente encuadrados como artistas tanto en el régimen general como en el régimen especial de autónomos.

Intermitente

El Consejo de Ministros ha acordado la creación de dos grupos de trabajo, uno para estudiar y promover medidas para el reconocimiento de la intermitencia laboral y la seguridad social de artistas y trabajadores culturales autónomos; y otra destinada a promover la evaluación y reconocimiento de determinadas enfermedades profesionales derivadas de actividades específicas del sector cultural.

El nuevo texto ha sido aprobado esta mañana a propuesta del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales; el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones y el Ministerio de Cultura y Deporte.

“Hoy es un día muy especial, son muy pocos los países que cuentan con esta protección y España está dando un paso adelante, hasta el último día de la legislatura ganaremos derechos, somos el gobierno de los trabajadores de la cultura”, con estas palabras la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha anunciado la aprobación en Consejo de Ministros de estas medidas incluidas en El estatuto del artista y la reforma de un real decreto de 1985.

“El Gobierno está comprometido con todo el país, pero sobre todo con los que más lo necesitan. A veces cuando pensamos en cultura pensamos en grandes personalidades y posiblemente pensamos que no tienen dificultades económicas, bueno, el Gobierno español cree de un sector cultural que no lo es y que lo tiene principales vulnerabilidades y que necesita mucha protección”, ha matizado Díaz.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *